De Pierna Cruzada

Por Valentina Sosa    29 de Octubre a las 17:07

1 comentario

Serie Mundial vivida al 50%

Desde hace unas semanas me encuentro visitando a mi familia paterna en San Jose California, o también conocida como "Capital of Silicon Valley". Esta ciudad tranquila y llena de tecnología habita a los "Earthquakes" equipo de la MLS y a los "Sharks" de la NHL. Desafortunadamente aún no he asistido a ningún encuentro de las ligas anteriores.

Lo que si hago desde hace ya unos años es ir al AT&T Park casa de los Gigantes de San Francisco, la bahía nos queda a 45 minutos casi casi como ir de Xalapa a Veracruz a apoyar al Águila sólo que con un frío impresionante, el parque de béisbol unas cuantas veces más grande, jugadores reconocidos mundialmente y un ambiente incomparable.

Casualmente y sin planearlo mi estancia aquí coincide con la Serie Mundial y debo decir y reconocer que la gente apoya increíblemente a su equipo, las casas en la ciudad tienen banderas afuera de los "Giants", los bares y restaurantes están adornados con cualquier cosa naranja.

Pasaron los días y los Gigantes regresaron a casa tras haber estado en Kansas para jugar viernes, sábado y domingo en el AT&T Park, fueron unos cuantos minutos el tiempo que duró la venta de los boletos en línea y en taquilla. Concluyeron los juegos de viernes y sábado, esperanzada en encontrar un boleto en domingo(obvio en reventa como afuera del Pirata jajaja) me fui en tren hacia San Francisco con mi familia.

El tren iba lleno de aficionados, unos parecían disfrazados, desde la cabeza a los pies iban de naranja, no sabía si iban de calabazas o zanahorias, creo que eso era lo de menos para ellos...iban tan enfiestados que el "disfraz" pasó a segundo plano. La última parada del tren queda a dos cuadras del parque de beis, por un momento me sentí en el Carnaval de Veracruz con tanta gente al rededor, música, cervezas y las calles llenas de personas por todos lados.

Mientras más me acercaba a la entrada del parque aparecieron los de la reventa, ilusionada con que probablemente me encontraría un boleto de $50 o $100 dólares me llevé una gran sorpresa, ¡los más baratos eran de $600 dólares! Y eso en la parte de hasta arriba, donde el frío se siente al 10000%. Al rededor había puestos de playeras, hot dogs, reporteros listos para hacer sus enlaces, gente en el mar en sus kayaks esperando a que alguna pelota saliera volando y atraparla. El ambiente que se vivió fue increbíble, la pasé muy bien viendo a la gente emocionada por su equipo, en especial a mi tia Eva, hermana de mi papá quien constantemente asiste a apoyar a los Giants y estuvo esperando dos años para ese momento, obviamente pudo comprar su boleto por internet, ¡suertuda!

Al final terminé viendo el partido por la tele y por dentro me dije a mi misma "si te dieran a elegir un boleto de la final de la Serie Mundial(cualquier equipo) y un boleto del partido de la selección Mexicana jugando la final de la Copa del Mundo, ¿qué harías Valentina? Sin pensar mucho prefiero el futbol sobre cualquier otro deporte.

Haber vivido esta serie al 50% por aquello de que me quedé sin boleto y que sólo pude experimentar del espectáculo desde afuera, puedo decir que es algo que recordaré toda mi vida, que gane el mejor.


1 comentario

Mauricio Oltra

Mauricio Oltra el 15 de Diciembre a las 16:40 hrs.

aja y eso que aporta... ponte a cocinar...

Escribe un Comentario




Los comentarios ofensivos, que supongan un claro interés comercial o que no tengan ninguna relación con el tema podrán ser inmediatamente removidos sin previo aviso. Todos los campos de este formulario son requeridos para poder publicar tu comentario. Tu dirección de correo electrónico no será en ningún momento publicada ni compartida con terceros y sólo es usada como dato de referencia.